viernes, 24 de octubre de 2014

Explicar bien las cosas

Insistimos mucho en que, a la hora de hacer cualquier cosa, es muy importante leer las instrucciones para hacerlo correctamente. Pero claro, muchas veces, esas instrucciones, no son todo lo legibles que nos gustaría.

En unas ocasiones, porque son traducciones de las originales y se hacen con traductores automáticos que dejan mucho que desear y en otras, las que queremos resaltar hoy, porque los que las hacen, las hacen para ellos.

Y es que, hacer unas instrucciones, aunque no lo parezca, es bastante complicado, ya que si el que las escribe, es alguien que ha desarrollado el software, aparato, o lo que sea, omitirá involuntariamente, muchas de las cosas, que a él, le parecen obvias.

Nosotros, cada vez que tenemos que entregar un manual, lo que solemos hacer, es empezar desde cero. Vamos haciendo lo que sea que tengamos que explicar y poniendo fotos, pantallas, lo que sea, que pueda aclarar el paso que hay que dar. De esa forma, si siguiendo los pasos como un autómata, no sale el efecto esperado, es que algo no está bien explicado.

Si hacéis las cosas así, os aseguramos que tendréis los mejores manuales y por lo tanto, las aplicaciones más manejables, lo que hará que tengáis buena fama en el negocio.