miércoles, 13 de diciembre de 2017

Nos dejamos influenciar en exceso

Igual somos demasiado pesados al hablar de lo importante que es vivir tu vida y dejar la de los demás en paz. De hecho, hoy nos motiva escribir esta entrada dos cosas, una el aburrimiento que tenemos con Cataluña y la paliza que nos dan en los medios con ello y otra el fallecimiento de una persona a manos de otras tres, simplemente por llevar unos tirantes con la bandera de España.

Y es que, respetar al que tenemos al lado es fundamental para la convivencia y habríamos evitado la segunda noticia que nos ha llevado a escribir esto y hacer menos caso a los medios, nos llevará a no tener que aguantar ciertas cosas a todas horas.

Pero somos así, nos dejamos influenciar en exceso, hacemos caso de lo que nos cuentan, no intentamos buscar la verdad, o al menos varias "verdades" para sacar nuestras propias conclusiones y al final nos convertimos en borregos que seguimos lo que nos digan los que tenemos alrededor (sobre todo los medios).

Y al ser unos borregos, nos dejamos llevar para hacer cosas como la segunda noticia o bien, para que salgamos en manifestación, en cuanto alguno nos dé la orden. Nosotros hace tiempo que dejamos de ir a manifestaciones, que nos creemos cualquier cosas que nos cuenten (sin contrastarlo al menos con dos versiones del mismo hecho, por partes contrarias), que en la televisión vemos canales de todos los signos y que nos gusta mucho más twitter y seguir a personas, para sacar nuestras ideas, que tragar con lo que nos dan en los medios. Al final, se trata de elaborar tu propia versión de las cosas y no generarse odios en base a lo que otros nos cuentan.