lunes, 27 de marzo de 2017

Ser crítico con uno mismo

En muchas ocasiones solemos caer en alabar lo que hacemos, y eso, irremediablemente, nos llevará a no ver nuestros errores, lo que es un auténtico problema, para mejorar en tu trabajo diario.

Nosotros debemos ser los más críticos con nosotros mismos, queriendo llegar a ser perfectos, algo imposible de conseguir, pero si no aspiras a ello, entonces ni te acercarás. Vemos continuamente gente que apuntan a un objetivo bajo y se quedan mucho más abajo, incluso, llegando a fracasar.

Por eso, apuntar alto, criticaros cualquier fallo y sobre todo, escuchar mucho los que ven lo que haces desde fuera, porque solo ello, serán los que te darán la referencia de si los pasos que vas dando, van por buen camino, o van al desastre total.