viernes, 28 de abril de 2017

Respuestas cortas

Muchas veces os hemos dicho que cuando alguien pregunte mucho, lo mejor es hundirle en información, de manera que, como no podrá asimilarla, te lo quitarás de encima y te dejará trabajar.

Pero hoy contaremos el caso contrario y son aquellos, que lo que buscan es lo contrario, tener mucha información, para poder usarla en tu contra. Normalmente, con estos, el darle muchas información, te perjudicará, por eso, la táctica es justo la contraria, contarles lo justo, de manera que ante la falta de información, no pueda atacarte.

Y ahora nos diréis, cómo distinguirlos. Hemos de deciros que no es fácil. Normalmente en el primer caso, están los departamentos de control, que buscan controlar lo que haces, para ver si lo haces bien, pero no buscan hacerte daño (normalmente), por eso, si los inundas de información, por no leérsela, te pasarán su control de calidad. Y a los que tienes que dar poca información, son a los que hacen lo mismo que tú, compañeros que quieren tu puesto, empresas rivales etc... a esos, cuanto menos, mejor.

Muchas veces la línea es tan fina que no lo apreciarás, por lo que tendrás que guiarte por tu instinto, que se agudizará con el tiempo y verás, como es más sencillo de lo que parece.