sábado, 24 de junio de 2017

Decepción

Cuando organizas algo, con mucha ilusión, te involucras, intentas que salga bien, pero por más que haces, sólo sale regular y además, el tanto se lo apunta otro, echándote la culpa de no tener el éxito previsto, es cuando te llega la decepción.

Por desgracia, este escenario pasa con demasiada frecuencia y poco podemos hacer por cambiarlo, ya que depende, en su totalidad de agente externos. Lo único que podemos hacer, es aprender de cada error, de esta forma, comunicaremos mejor, si es hacer una actividad, implicaremos a más gente, que sea objetivo del proyecto, en definitiva, cada error, nos lleva a mejorar nuestro producto.

Así que, ante la decepción, aprender, para que en la próxima ocasión, no suframos esa decepción.