jueves, 22 de febrero de 2018

La libertad de expresión

En alguna ocasión hemos comentado que la libertad de cada uno, acaba donde empieza la del que tiene al lado, por lo que si tú dices algo que molesta a alguien, no deberías expresarlo y por lo tanto, se debe poner coto a ello. Por eso toda esta controversia que hay esta semana, con el tema de la libertad de expresión, no tiene mucho sentido, se han levantado una serie de afirmaciones, que hieren a ciertas personas y por lo tanto, no deberían hacerse.

Y nos preguntamos, todos los que defienden a los que han faltado al respeto a otros, ¿qué dirían si se les faltase el respeto a ellos? ¿Defenderían de la misma manera la "libertad de expresión"? Nosotros pensamos que no ya que, como siempre decimos, el ser humano es egoísta y como egoísta que es, cuando dice algo, defiende la "libertad de expresión", pero cuando le critican a él, entonces hay que poner límites a la "libertad de expresión", lo que es, en sí mismo, una gran incongruencia.

Así que pensar en lo que hemos dicho al principio, tu libertad acaba, donde empieza la del que tienes al lado, y sólo así, podrás ejercer con seguridad tu propia "libertad de expresión", sin ofender al vecino.