viernes, 23 de febrero de 2018

Perder los papeles

Hay algo complicado de hacer, pero, que debes hacer (y en caso de no ser capaz, intentar corregir), que es perder los papeles. En un equipo, nunca debes tratar mal a nadie, puedes hablar, dejar tu opinión clara, pero jamás, debes faltar al respeto a nadie. Es muy complicado, pero es fundamental, para que el equipo funcione. De no hacerlo, a quien faltes al respeto, dejará de respetarte y ambos, seréis un problema para el equipo.

Y perder los papeles nos es dar una voz, cuando una reunión se desmadra, para intentar poner orden en la misma, perder los papeles es tratar mal a otro miembro del equipo delante del resto del equipo, porque con esa actitud, estás haciendo que se sienta mal delante del resto de compañeros y eso, no es bueno. Si tienes diferencias con alguien, te debes morder la lengua en público y luego, en privado, le cantas las cuarenta si quieres, verás que, haciéndolo así, no generarás situaciones de tensión, lo que hará que el equipo funcione, que es el objetivo final, siempre.

Así que, antes de perder los papeles, contar hasta 1.000 y luego, decís de forma calmada lo que pensáis.