martes, 24 de enero de 2017

La inmediatez

Cada vez nos cansa más el egoísmo y es que, estés donde estés, todo el mundo quiere lo suyo y además, en ese momento. Por lo tanto, cuando alguien planifica algo, como por ejemplo las obras del metro que se están llevando a cabo en Madrid, siempre hay gente que cree que está todo mal hecho y mal planificado. Esa gente, como decimos, es absolutamente egoísta y sólo piensa en sí misma, por eso, se queja. No se dan cuanta que coordinar a muchísimos usuarios, que no son sólo ellos, lleva consigo que a unos les venga mejor que a otros y que al final, el bien común, que es la mejora del metro, se haga realidad.

Pero lamentablemente somos egoístas y queremos mejores líneas de metro, ¡ya!, mejor transporte, ¡ya!, coches eléctricos más baratos, ¡ya!, en definitiva, que me den lo que quiero, cuando quiero y como quiero, ¡ya! y si no ocurre, entonces es que no se está haciendo nada, nadie mira por los intereses de los ciudadanos,...

La única esperanza que nos queda es que sean una minoría, dentro de la inmensidad de gente que hay, porque, de no ser así, vamos, y perdón por la expresión, "de culo y contra el viento".