lunes, 17 de diciembre de 2012

Formas diferentes de pensar

Por mucho que nos empeñemos, cada persona piensa de forma diferente, por eso, a la hora de manejar una instalación, de llevar un proyecto, de gestionar un equipo, o lo que sea que tengas que coordinar, debes regirte por una normas generales, de manera que en caso de cambio de persona, pueda hacerse cargo de sus funciones.

Esta primera premisa es clara y de hecho, vemos el caos que es, cuando en una familia hay más de un informático al que recurrir y todos los llaman indistintamente para solucionar un problema en el ordenador. Al final, el ordenador suele estar manga por hombro, porque cada uno impone su criterio.

Pero claro, como hemos dicho muchas veces, en las empresas, lo que pretenden es que con las normas, se pueda cambiar una persona por otra así, sin pensar, hoy deja una persona su puesto y mañana tenemos a pleno rendimiento a una nueva, pues va a ser que no. Para poder ocupar el puesto que se deja, la persona nueva debe estar un tiempo mínimo, pegado a la que lo deja, porque aún teniendo normativa, cada instalación, proyecto o equipo es un mundo.

Y entonces, para solucionar esto, las empresas ponen, en nuestra opinión, un exceso de normativa, que pretenden que la persona que entra nueva, lea y asimile en unas horas, para estar trabajando al 100%, enseguida, otro error.

Por eso, nuestra opinión, es que seamos moderados. Tenemos que tener unas normas, es cierto, es fundamental, pero sin pasarse, porque si nos pasamos, no hay manera de conseguir que se cumplan, ya que unas pisarán a otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que quieras, pero no lo uses para hacerte publicidad, o el comentario será eliminado.