viernes, 9 de abril de 2021

Asustarse

En muchas empresas, una de las cosas que más les gusta hacer con aquellos con los que trabajan (ya sean proveedores o empleador) es meterles miedo. Y ese miedo pasa por tenerles permanentemente con el miedo a que se prescinda de ellos.

Por eso, cuando veáis que hacen eso, ni se os ocurra poneros como el de la imagen que ilustra la entrada, al contrario, reñiros, e incluso vacilarles un poco, porque cuando alguien recurre a ese tipo de estrategias, lo hace porque no tiene conocimientos y con el miedo, intentan someter a las personas y cuando ven que no es posible, entonces empiezan a recular y cambian de estrategia, porque saben que te necesitan y que entonces, quien peligra es quien está metiendo miedo, porque puede perder al cliente o empleado que está realmente haciendo el trabajo.

No es fácil hacerlo, pero desde luego, si nos asustamos, nos tendrán a sus pies y haciendo siempre lo que que ellos quieren que hagamos, por lo que lo pasaremos peor.