domingo, 20 de enero de 2019

Ejercicio y esfuerzo

Para que el ejercicio sea efectivo, debe suponer esfuerzo, si no es esfuerzo, entonces, no sirve demasiado. Desde que nos propusimos empezar a hacer ejercicio, hace ya cinco meses, no hay un sólo día que pensemos, hoy lo dejo y sigo mañana, pero tenemos claro, que el día que lo hagamos, es muy probable, que no volvamos a hacer ejercicio. Por eso, cada día nos está costando hacer ejercicio y ese esfuerzo, nos supone, ejercicio efectivo. Y junto a ese esfuerzo, viene la gran recompensa, que empezamos a ver ahora, cinco meses después, y es que nos duelen menos cosas, aguantamos mucho mejor el rato que hacemos ejercicio y además, estamos mejorando mucho el todo muscular.

En definitiva, el ejercicio, es efectivo con esfuerzo y ese esfuerzo, trae como recompensa que nos encontremos mejor. Es lento, parece que no llega nunca, pero de verdad se nota y no es necesario empezar fuerte, nuestro planteamiento fue hacer una hora al día, hasta donde llegáramos y cada día, mejoramos nuestra marca, por lo que la evolución es favorable y la recompensa, increíble.