jueves, 14 de octubre de 2021

Al final, pagaremos

Servicios, como el de este blog, o el correo electrónico, o cualquier otro que ahora mismo usamos de forma gratuita, antes o después, tendremos que pagar por ellos.

En Google, por ejemplo, para las fotos, los 15 gigas que dan, se quedan cortos y claro, al poner un plan anual de 100 gigas, por tan sólo 19,99 € al año, es algo tan asumible, que no te planteas ampliar ese espacio.

Por eso, creemos que muchos de los servicios gratuitos, poco a poco, se irán pagando, de manera que se tenga la posibilidad de seguir disfrutando de un servicio que utilizas y que te viene muy bien seguir con él, en lugar de tener que cambiar a otro, perdiendo, en muchos casos, lo que tuvieras en el que dejes atrás.

El único problema  que vemos, es que si ya nos generaron una necesidad y ahora nos cobran por ello, ¿harán lo mismo cuando ya paguemos y nos irán subiendo el coste del servicio? Es probable, pero quizá, si se les va la mano, en muchos casos conseguirán que los clientes les abandonen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras, pero no lo uses para hacerte publicidad, o el comentario será eliminado.